sábado, 3 de marzo de 2012

VENDO... VENDO... VENDO...


Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Que la cara es el espejo del alma. Que un estado de ánimo no se puede esconder. Que las preocupaciones y alegrías afloran desde el interior de nuestras miserias. Que la piel se resiente con nuestros desasosiegos y se agrieta, necesitando potingues mil...

¿Para qué seguir con el comentario?. Dejo la imagen para vuestro estupor y análisis...

¿Hacen falta más explicaciones?.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracioso en su primera lectura, lamentable y duro después. Es así... ¡una mierda!.

Anónimo dijo...

¡Ah!, el vídeo ¡¡¡genial!!!.

Armando Sáinz dijo...

Sí..., las penas y tragedias cotidianas con cierto ingenio gracioso, son más llevaderas...